Nota de Prensa

En nuestra empresa FIBRECON PACIFIC MARINE SAC,  contamos con personal de experiencia de más de 20 años dedicados a motores marinos y sistemas de propulsión.

Hemos logrado la confianza de las más grandes marcas de de fabricantes de motores marinos de Japón y de Corea. Cabe señalar que estas marcas cuidan mucho de su nombre, y esto nos llena de orgullo como reconocimiento a nuestro trabajo y experiencia de éxitos en todos estos años en el sector marino.

Un punto muy importante que vemos es la preocupación de los armadores, jefes de bahía y mecánicos por ejemplo en las empresas que dan soporte a las compañías petroleras en el norte.

En todas nuestras visitas les encontramos  cansados y  estresados con cierto nerviosismo esperando que no vuelva a timbrar nuevamente el celular ó radio, dado que han tenido problemas con sus motores actuales y se han visto obligados a repararlos apuradamente durante toda la noche para poder cumplir con su horario de operación y no incurrir en fuertes penalidades.

Significa que hay problemas serios con sus motores actuales, es decir, problemas con la fortaleza de su motor y del servicio que requieren. Como es lógico, este problema se agudiza proporcionalmente con la exigencia de trabajo del motor. Una embarcación que trabaja poco ó a bajas revoluciones del motor, el motor puede ser de baja calidad y probablemente no falle, pero un motor de baja calidad en una embarcación que trabaje muchas horas a toda potencia, va a fallar a cada rato hasta que se daña gravemente, conlleva  muchas horas perdidas, elevados costos de mantenimiento y reparación, vivir insufriblemente casado con la embarcación. Definitivamente se altera negativamente la calidad de vida esperada de todos los involucrados en el negocio.

Entonces, como en una conferencia que di en el Colegio de Ingenieros a fines de octubre del año pasado, hay un problema fundamental:

 ¿Es su motor es 100% de diseño marino?


Aquí está el problema: Hay fabricantes de motores cuyo principal mercado es el de fuera de carretera - vehicular; como motores para maquinarias agrícolas, de movimiento de tierra,  mineras, de camiones, buses y otros. Es decir, los motores están diseñados para esa aplicación principal y no diseñados 100% desde inicio sólo para uso marino. Lo que hacen es tomar los motores  de la producción principal y lo “marinizan” en fábrica. Luego, entonces, estos  no son diseñados para trabajo 100% marino.  Aproximadamente de la línea de producción, de cada 10,000 unidades se toma  1 unidad para “marino”. Se deduce, que el fabricante va a diseñar el motor de acuerdo a su mayor volumen de ventas. Si es fuera para aplicación fuera de carretera ó vehicular, debe ser compacto, liviano de menor peso posible para que el vehículo consuma menos combustible y también para tener precio más competitivo en esos mercados.
Además, el tipo de trabajo de un motor fuera de carretera ó vehicular, es completamente diferente al un motor  marino, como se puede ver en el siguiente diagrama que se explica por sí solo:

  • El motor marino funciona por ejemplo mucho tiempo a velocidad de crucero a alta carga y altas revoluciones.
  • El motor vehicular se mantiene más o menos a las mismas rpm del motor y con la caja de cambios se maneja la velocidad de las llantas y el nivel de carga. Pero, como se ve en el diagrama, buena parte del tiempo está en Neutro (Idling), es decir, bajas revoluciones y cero carga.

¿Se nota la diferencia no?
https://www.yanmar.com/global/marinecommercial/propulsion_engine-high_speed/img/img_index_02.jpg

Obviamente, el diseño del motor marino debe ser más fuerte y robusto que el diseño de los motores fuera de carretera - vehicular.
La buena noticia en el mercado es que ahora ya hay motores 100% marinos. YANMAR tiene su rango de motores 100% sólo marinos. MITSUBISHI en el rango de motores que ofrecemos nació como 100% marino y se ha expandido a Grupos electrógenos super- robustos. Ambas marcas tienen culatas independientes, tapas de inspección y servicio en el block, sistema de inyección “mecánico”, y muchas otras ventajas propias del motor diseñado 100% para uso marino.

Por ejemplo, el motor YANMAR modelo 6AYM del que  hemos vendido ya varios en las selva, de 755hp/1880rpm en trabajo pesado y de 829hp/1900rpm en trabajo medio, tiene los pistones de acero fundido dúctil, las camisas con tratamiento “SiliCard” que es un revestimiento cerámico artificial de alto costo con dureza cercana a la del diamante,  y el anillo superior con tratamiento de Nitrado (inox.). Esto implica un motor de muy alta performance, altísima confiabilidad, bajo mantenimiento y larga vida operacional. Estas características, permiten diseñar la falda del pistón con juego mínimo con respecto a la camisa y hace al motor más silencioso y de menores vibraciones que un motor fuera de carretera – vehicular con juego normal.  Según YANMAR, desde el 2007 que se hizo esta mejora, no se ha vendido una sola camiseta en todo el mundo. Por otro lado, sabemos que los motores fuera de carretera – vehiculares tienen los pistones con aleación de aluminio y fabrican las camisas solo por centrifugado sin tratamiento. Obviamente, el fabricante de motor fuera de carretera – vehicular no va a invertir en este tratamiento porque su precio luego seguramente sale del mercado. Aquí sí se aplica  “lo barato sale caro”, lo pueden decir los armadores.

 

Un ejemplo con MITSUBISHI,  el motor 100% marino S6R de 590hp a 1600rpm con cilindrada de 24.5 litros que compite con otros motores de 16, 18 y 19 litros de cilindrada, tiene las bielas que pesan 14.5kg cada una,  mientras que la biela del motor competidor más pesada  que sigue es de solo 7.7kg. Esto implica que a la misma potencia el MHI soporta menos esfuerzos mecánicos y térmicos y menos fatiga debido a que la misma potencia se soporta en mayores áreas, mayores masas y menos revoluciones. Podemos lograr tiempos de reparación general mayores de 24,000 – 30,000 horas, ó volver a tapar el motor sin reparar. Ni que decir del motor marino Mitsubishi S6R2 de 597hp a 1350rpm y 30 litros de cilindrada.



Se explica entonces por qué  su próxima elección debe ser por un motor  diseñado 100% desde su inicio para motor marino.

Otro punto importante que les preocupa mucho es el sistema de inyección.
Muchos pueden pensar que los fabricantes - al menos eso dicen los vendedores -, han pasado de motores “mecánicos” a  “electrónicos” para que el cliente gaste menos en combustible, es decir, que los motores “electrónicos” consumen siempre menos combustible que los motores “mecánicos” y de paso cumplen con las regulaciones de emisiones actuales.

Lo cierto es que estos fabricantes de motores han tenido que pasar obligatoriamente al sistema de inyección “electrónico” para poder vender sus motores vehiculares en Europa, Estados Unidos y otros países donde exigen estas normas de emisiones actuales y no para consumir menos combustible. Es más, en  muchos casos los motores “mecánicos” del mismo fabricante consumen menos combustible que su nueva versión de motor “electrónico”. También hay muchos motores “electrónicos” trabajando que ya no cumplen las regulaciones actuales.

Sigue entonces la buena noticia:  YANMAR, MITSUBISHI y DOOSAN, no han tenido que pasar a motores “electrónicos” para cumplir con las regulaciones de emisiones actuales, siguen siendo motores “mecánicos” y se venden en Europa y Estados Unidos y en los países que requieren cumplir con estas regulaciones.

Usted ahora podrá dormir tranquilo eligiendo un motor 100% marino, robusto, confiable y de fácil servicio a diferencia que con motores no 100% marinos, compactos, livianos y con electrónicas complicadas que tienen servicio cerrado.

Se puede afirmar:

  • El motor no 100% marino y “electrónico”, necesita definitivamente un mecánico/electrónico que duerma con el motor, me refiero a que necesita un enorme servicio de post-venta en todo lugar.
  • El motor 100% marino robusto y “mecánico” solo necesita una post-venta mínima y el mecánico calificado de la zona o de su empresa puede hacerse cargo del mantenimiento. Por ejemplo, limpiar ó cambiar toberas y calibrarlas abordo con un destornillador plano y un probador de inyectores. O también lo puede hacer usted mismo. ¡Qué fácil! y sin laptop.

Con respecto a los motores DOOSAN, tienen precios muy competitivos y son por lejos los motores más vendidos para la pesca en Chile por su confiabilidad y ahora también ya los tenemos  funcionando en nuestro país.
En otra oportunidad podremos comparar los costos de operación, mantenimiento y repuestos entre un motor “electrónico” y uno “mecánico”, porque se acaba este espacio.

Finalmente, como dice nuestro principal cliente en Iquitos que nos ha comprando ya 14 motores YANMAR: parece que he comprado “PANADOL”… porque se me han quitado los dolores de cabeza…

Como referencia, YANMAR también es líder en embarcaciones de recreo y en el Perú ya tiene más del 50% del mercado.

Hasta la vista. División de Motores Marinos



MITSUBISHI S6R-MPTA de 590hp / 1600rpm en trabajo pesado



DOOSAN


YANMAR 6AYM, 650 – 755hp en trabajo pesado, 829hp en trabajo medio